Palomas y pinzones toman el relevo de otras especies.

Los cielos despejados y la ausencia de lluvia durante la primera quincena de octubre proporcionaron una excelente visibilidad a los observadores que, apostados en el collado de Organbidexka, en el monte de Lindus y los puertos de Somport y Portalet, siguen el paso de aves migratorias a través del proyecto europeo Lindus 2. Tras el paso de rapaces y la llegada de las primeras golondrinas en septiembre, la primera quincena de octubre se ha caracterizado por el intenso paso de pinzones y palomas y todavía un buen número de milanos.

En el punto de observación del monte Lindus, se han monitorizado 15.859 aves correspondientes a 47 especies en las 13 jornadas con visibilidad. La especie más abundante en migración ha sido el conjunto de paloma torcaz (Columba palumbus), paloma zurita (Columba oenas) y paloma sin identificar (Columba sp), con un total de 7.906 aves. La siguiente especie observada en mayor número ha sido el milano real (Milvus milvus) con 3.509 aves, seguido del pinzón vulgar (Fringilla coelebs) con 1.277 aves y el cormorán grande (Phalacrocorax carbo) con 1.123 aves. El 7 de octubre se vivió en Lindus una jornada espectacular para el avistamiento de migratorias, con 1.248 milanos reales y más de 3.000 palomas.

Junto a las especies más abundantes, en Lindus se han podido observar también, en menor número, especies de gran interés como el esmerejón (Falco columbarius), gavilán común (Accipiter nisus), y el elanio azul (Elanus caeruleus), así como las primeras entradas de especies invernantes como el picogordo (Coccothraustes coccothraustes), el lúgano (Carduelis spinus), o los últimos ejemplares de especies estivales como el milano negro (Milvus migrans) o el abejero europeo (Pernis apivorus).

Los observadores de Organbidexka han monitorizado un total de 47.817 aves pertenecientes a 71 especies entre el 2 y 15 de octubre. La especie más abundante ha sido el pinzón vulgar (24.518), seguida del milano real (4.748) y el pardillo común (Carduelis cannabina)(4.598). A lo largo de la quincena, ha habido jornadas espectaculares de paso, como el 7 de octubre, fecha en la que se registró un récord de milanos reales, con 1.940 aves de esa especie frente a los 1.502 milanos que se contabilizaron en un una jornada de 1994. Otra buena noticia fue el paso de paso el 4 de octubre de un millar de cigüeñas negras (Ciconia nigra), una especie de la que apenas se observaban unas decenas de ejemplares al año hace cuatro décadas en el punto de paso de Organbidexka. Especialmente abundante ha sido también el paso de picogordo.

El seguimiento en Organbidexka ha dejado también observaciones menos habituales, entre las que cabe destacar una avutarda común (Otis tarda), aguiluchos papialbos (Circus macrourus), un halcón peregrino (Falco peregrinus) y dos búhos campestres (Asio flammeus). El 13 de octubre se vieron las primeras grullas (Grus grus), señal de que se aproxima la última recta de la migración anual.

En los puertos aragoneses de Somport y Portalet, ha sido el primero el que ha registrado un mayor paso (62%) en este periodo, debido fundamentalmente a las mayores tasas de paso de aves de pequeño tamaño ligadas a los medios forestales, que encuentran en este puerto condiciones más propicias (menor altitud y mayor presencia de arbolado). Por especies, cabe destacar el todavía paso notable de golondrina común (Hirundo rustica) y avión roquero (Ptyonoprogne rupestris). También se ha intensificado el paso de fringílidos, sobre todo de pinzón vulgar, pero también pardillo común, lúgano, jilguero (Carduelis carduelis) y en menor medida serín verdecillo (Serinus serinus), verderón común (Chloris chloris) y picogordo.

El 4 de octubre se detectaron en los puertos aragoneses los primeros bandos de cormorán grande y también se han avistado en la primera quincena de octubre algunos ejemplares de cigüeña negra volando en solitario. En cuanto a las rapaces, ya apenas se han visto abejeros europeos (Pernis apivorus), pero se ha intensificado el paso de busardo ratonero (Buteo buteo), milano real, cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), gavilán común y halcón peregrino, entre otros.

La segunda campaña de estudio migración postnupcial de aves a través de la vía occidental se encuentra ya en su tramo final, ya que la temporada de avistamiento finalizará el próximo 14 de noviembre. Esta campaña se enmarca dentro del proyecto de cooperación transfronteriza Lindus 2, liderado por el Ayuntamiento de Auritz/Burguete y en el que participan como socios la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), la Ligue pour la Protection de Oiseaux (LPO-Aquitaine) y el Gobierno de Navarra a través de la empresa pública GAN-NIK.

Junto al estudio de las aves migratorias, Lindus 2 tiene como objeto la monitorización de quirópteros (murciélagos), la educación ambiental y el impulso del ecoturismo. El proyecto está cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020).